JUSTICIA POR MANO PROPIA

Justicia por mano propia

Por Rudy

@humoristarudy

¿Cómo le va, lector, cómo anda? ¿Cómo lo está tratando el segundo semestre de la revolución de la alegría? ¿Todo excelente, maravilloso, extraordinario, supercalifragilisticoespiralidoso?

¿No? ¡Pero, lector! ¿qué le está pasando? ¿Qué canal está morando, qué diario lee, qué radio escucha, qué hacía usted la tarde del domingo 22 de noviembre de 2015?

¿No se acuerda?

Debería, lector, debería acordarse, porque de lo que ocurrió esa tarde depende lo que esta pasando ahora. Haga memoria. Era domingo. Usted fue a una escuela. Sí, fue uno de los pocos domingos en los que la gente va a la escuela. No, no fue a tener clases. Era domingo. Tampoco a conmemorar el 25 de mayo, ya le dijimos que era 22 de noviembre, y por más que cambien los feriados, a tanto todavía no se atrevieron.

¿Le va apareciendo la imagen, lector? ¡Mire que si no nos lo dice a nosotros, se lo va a tener que decir a… ¡No, al comisario no, no exagere, pero tal vez a sus hijos, nietos, choznos, o simplemente a sus conciudadanos!!!

Piense, lector, piense. Le vamos a dar una písta: ese día sus vecinos también fueron a la escuela. Tal vez a la misma que usted., o a otra. Sí, los mayores, por lo menos los que tienen menos de 70 años. Y los que tienen más, si quisieron, también. Y llevaban sus documentos.

¿Se le va encendiendo la lamparita, lector? ¡Cuidado, que no se le encienda demasiado, que la luz está carísima! ¿Quiere preguntarle a su mujer, marido, hijos, vecinos, eventuales compañeros de circunstancia? ¿En serio no se acuerda, lector? ¿En serio no se acuerda de lo que hizo ese día? ¿Tampoco se acuerda de que en los dias anteriores todo el mundo hablaba de política, y que justo justo justo los dos días antes, nada?

Lector, hace mucho que lo y la conocemos. Sabemos que es usted un hombre o una mujer inteligente, honesto, buena gente. Sospechamos que este olvido es en realidad post traumático, que después le pasaron cosas, cuya causa, motivo, razón o circunstancia se podrían hallar en esta acción, suya o de sus compatriotas, de esa tarde (o mañana) dominguera del pasado año.

Cualquier psicoanalista hablaría de “apres coup” (después del golpe), aunque en este caso se hable de hechos absolutamente democraticos. De pronto pasa algo. Luego pasan otras cosas que aparentemente no tienen nada que ver, pero después uno se da cuenta de que allí, en este hecho tal vez olvidado, está el origen . Pero bueno, Freud se murió hace ya 77 años, y la tele, la radio, los diarios, las redes sociales, la gente normal o “sana” y los prejuicios (mal llamados sentido común) nos dicen que nada que ver.

Encontrar los vínculos profundos, es una ardua (aunque merecida e impresionante) tarea, individual o colectiva, que el psicoanálisis o la vida, o las agrupaciones, pueden afrontar.

Lo que queremos decir, lector, que hay quienes creemos que la desocupación, los tarifazos, la inflación desbocada, los despidos masivos, el acallamiento de algunas voces, el empobrecimiento de la clase media y la humilde, el cierre de pequeñas empresas, el sometimiento al mercado internacional, la justicia que persigue a algunos y premia a otros sin dar explicaciones convincentes, la renuncia o la pérdida de derechos diversos de los ciudadanos, el beneficio a los ricos, la quita de retenciones, el fin de planes sociales , la caida en planes culturales y educativos y tantos otros “cambios”, tienen su raiz en algo que pasó el 22 de noviembre de 2015.

¡No, no fue el asesinato de JFK ( Kennedy), que fue ese día, pero de 1963, y aun no se ha resuelto! Fue otra cosa. Lo dejamos a su criterio, como decía Karina Olga.

¡Uy!, y ya que hablamos de casos no resueltos, también estamos preocupados por la justicia, o la falta de ella.

De eso trata este suplemento.

Hasta la semana que viene.

Satira12 actualiza todos los Sábados a las 18 hs.

anterior
SÁBADO, 24 DE SEPTIEMBRE DE 2016
Tapa satira

MINISTROS EN LA MIRA

Ministros en la mira

El derrame en la mina Veladero se sigue extendiendo, ya no sobre las aguas sino sobre la administración sanjuanina y la nacional. Mientras el gobernador Sergio Uñac cambió al responsable de la Policía Minera durante un acto realizado ayer en la casa de gobierno provincial, su ministro de Minería, Alberto Hensell, no descartó que haya más cambios en esa área de gobierno. Paralelamente, los ministros del gobierno nacional de Medio Ambiente y Energía, Sergio Bergman y Juan José Aranguren, quedaron involucrados en la investigación por el derrame de cianuro que lleva adelante el juez Sebastián Casanello.

Por otra parte, la minera Barrick Gold dijo que acatará las disposiciones del gobierno en torno a las mejoras en el área de cianuración de la mina y que se presentará ante la justicia. También aseguró que mantendrá el pago de los sueldos a su personal mientras dure la suspensión impuesta por el juez Pablo Ortija.

Uñac decidió la salida del anterior secretario de Gestión y Control Ambiental Minero, del Ministerio de Minería, Marcelo Ghiglione, y lo reemplazó por Eduardo Machuca, para “restablecer la confianza de la sociedad hacia el sector minero y hacia el desarrollo de la actividad”. En la nueva gestión, Machuca estará acompañado por Eduardo Maidana como secretario técnico, en reemplazo de Juan José Balmaceda.

Los cambios realizados en la administración llegan después de las cuatro causas judiciales que pesan sobre la mina por los derrames –de 2015 y el 8 de septiembre pasado– y las manifestaciones de los asambleístas de Jáchal.

El gobernador que dijo no imaginar a San Juan sin minería, pero tampoco sólo con minería, consideró que el vertido ambiental “debe ser un punto de inflexión que debe desembocar en el fortalecimiento de la actividad”, y agregó que “decimos minería si, con el control del Estado y de la empresa”. En este sentido, remarcó que “el estado debe extremar controles, porque eso es una responsabilidad que no se debe delegar”. “No podemos estar explicando cada tanto por qué se produjo tal o cual evento, siempre entendiendo que en la industria suceden”, dijo, y marcó que “los empresarios deben entender que no podemos suplir la falta de responsabilidad con el exceso de control”.

Machuca, el nuevo responsable de la policía minera, que viene del sector privado, dijo que “nos vamos a modernizar, vamos a computarizar todo, porque hoy todo está en carpetas y las empresas se manejan con programas de control ambiental, entonces yo tengo que poder seguir en vivo y en directo lo que está pasando”.

Adelantó que se harán cambios para mejorar el control de la mina con cámaras de seguridad on line las 24 horas, que se destinará una mayor cantidad de efectivos y de vehículos al control. Y que se exigirá a la operadora Barrick Gold el mantenimiento permanente de todas las instalaciones ya que la firma hace diez años que está en el país.

A nivel nacional, el juez federal Sebastián Casanello busca saber si el gobierno de Mauricio Macri hizo gestiones para que Barrick cumpla con la ley de glaciares.

En esta investigación, será el fiscal federal Ramiro González quien deberá resolver si imputa formalmente a Bergman, a Aranguren y a funcionarios del Instituto Argentino de Nivología y Glaciología y Ciencias Ambientales y del Consejo Federal de Medio Ambiente.

Por esa causa ya están imputados funcionarios de la gestión anterior, como el ex secretario de Minería Jorge Mayoral; el presidente de la Cámara de Minería de San Juan, Santiago Bergé; el secretario ambiental provincial, Domingo Tello, y directivos de Barrick Gold.

Compartir:

Twitter

  

DESALOJO QUE NADIE HABIA RECLAMADO

El desalojo que nadie había reclamado

Siete familias que vivían desde hacía 16 años en un inmueble de Pichincha al 100, en Balvanera, fueron desalojadas por orden judicial a raíz de una causa iniciada por la administración de la ciudad. Los vecinos denuncian intereses inmobiliarios.

 Por  Nicolás Romero

Con un operativo que incluyó una docena de móviles policiales, un camión hidrante, corte de dos calles, efectivos de la federal y la metropolitana y ningún miembro de la fiscalía, siete familias, con catorce niños, uno de ellos con discapacidad, fueron desalojadas de la vivienda en la que residen desde hace más de 15 años, en Pichincha 191, en el barrio porteño de Balvanera. La particularidad de la causa es que no hay ningún dueño del inmueble que reclame la vivienda: la impulsa el propio gobierno porteño, a raíz de una supuesta denuncia anónima, por lo cual procedió a clausurar el lugar.

Durante la semana, los vecinos y las organizaciones sociales lograron resistir el desalojo y consiguieron, ayer, que la orden del juez Norberto Tavosnanska, del juzgado 17 en lo Penal, Contravencional y de Faltas, llegara con una disposición inédita: disponer que la administración de la ciudad deberá hacerse cargo del pago de los hoteles a las familias hasta que el gobierno les otorgue un crédito para la vivienda.

Al mediodía, entre idas y vueltas para organizar sus pertenencias para el traslado, rodeada de chicos, propios y ajenos, y tratando de ordenar el caos que implica una mudanza que otros deciden, Margarita, se tomó una pausa y habló con Página/12. Para esta madre, que convive con nueve de sus diez hijos, uno de ellos, el séptimo, ahijado de la ex presidenta Cristina Kirchner, y otra hija con discapacidad, dijo que “esto es parte de un negocio inmobiliario, se quieren deshacer de nosotros, nos quieren sacar del barrio. Por eso las excusas. Dijeron que hay peligro de derrumbe, o que no podíamos vivir acá. Nosotros presentamos cinco informes de constructores, que miraron todo y dijeron que se puede habitar, que no hay peligro. Pero el juez y la fiscal se empecinaron”. Y agregó que el acuerdo “no me compensa mucho, tengo una vida acá, yo, mis hijos, pero hay una esperanza si el IVC (Instituto de Vivienda de la Ciudad) cumple y nos da los créditos”.

El inmueble desalojado es parte de un complejo habitacional que abarca toda la esquina de Pichincha y Alsina, donde habitan más de 60 familias. Hasta que su dueño falleció, según los vecinos hace más de 12 años, el lugar funcionó como hotel.

Con ese argumento, cuenta a este diario Juan Lenta, abogado de las familias, la Dirección de Fiscalización y Control de la Ciudad de Buenos Aires determinó que el lugar no está en condiciones para funcionar como hotel y que presenta riegos para sus habitantes.

“El lunes a la mañana llegan con orden de desalojo, clausura y secuestro de libro de pasajeros del ‘hotel’ que hace 16 años no lo es más”, contó el abogado. “Frente a esto –continuó–, pedimos que levanten la clausura, planteamos la nulidad, porque no pueden exigir a una vivienda particular elementos propios de un emprendimiento comercial como un hotel” y agregó que “presentamos un amparo en el juzgado contencioso, que se declaró incompetente”.

Además, Lenta señaló que “hicimos un planteo incipiente por el cual las familias son los legítimos tenedores de la propiedad, ya que vienen ejerciendo un derecho posesorio desde hace 16 años. Han hecho mejoras y refacciones de la propiedad y también presentamos informes técnicos de arquitectos que niegan que hubiera peligro ni de derrumbe ni para las personas”.

Pablo Vicente, abogado también de las familias, remarcó que “la gravedad de este caso es que se da en el marco de una causa administrativa. En un juicio civil hay dos partes y uno tiene posibilidad de presentarse en el expediente, de negociar con el dueño, de solicitar una prórroga, o aun, si fuese una causa penal común y corriente, hay un imputado y hay derechos de defensa, de ver las pruebas. En cambio en esta causa surgida de una infracción administrativa no hay un imputado, y al no haberlo, no hay parte, y no hay posibilidad de acceder a la causa, ni siquiera de verla, y no se puede esgrimir ningún tipo de defensa. Ni explicar que esto no es un hotel, que no hay peligro de derrumbe, todos los planteos se hacen en el aire y quedan en la disposición del juez de tomarlos o no”. “Eso es una violación al debido proceso de defensa”, remarcó.

El legislador porteño José Cruz Campagnoli (FpV) opinó que “si bien la resolución del conflicto es relativamente favorable, en este caso todo fue descabellado, desde la falta de sustancia de los argumentos de la justicia para proceder al desalojo, sin dueños que reclamen, hasta el despliegue policial durante el operativo. Lo que esconde esto, y es lo que preocupa a muchos vecinos del barrio, es la política inmobiliaria del gobierno que quiere construir la sede de la comuna 3 y necesita sacar este complejo para “poner en valor el barrio”. Acá “no hubo preocupación por los vecinos ni por el supuesto riesgo de vida”, aclaró.

Compartir:

Twitter

  

UNA MANIOBRA PARA EXTORSIONAR

Una maniobra para presionar

El ex espía declaró en febrero que el anterior gobierno ordenó dejar de investigar a Irán por el atentado a la AMIA. El dato se conocía, pero Clarín lo publicó ayer, a días de que la Cámara Federal resuelva si reabre la causa por la denuncia de Nisman.

 Por Raúl Kollmann

Con otra asombrosa operación se buscó ayer presionar a la Sala I de la Cámara Federal para que reabra el expediente por la denuncia que formuló Alberto Nisman antes de morir. Los camaristas Jorge Ballestero y Eduardo Freiler resolverán esta semana si mantienen firme o revisan la decisión que tomaron hace un año cuando coincidieron con el juez Daniel Rafecas en que no existía delito en lo denunciado por Nisman. La maniobra de ayer consistió en reflotar, después de siete meses, la declaración testimonial del ex espía Antonio Jaime Stiuso, sin que apareciera ninguna novedad.

El ex Side dijo en su momento que el número 2 de la agencia de inteligencia le había ordenado en 2012 no investigar más a Irán por el atentado contra la AMIA. El dato es tan poco creíble que ni siquiera Nisman lo incluyó en su denuncia. El elemento más sorprendente de la declaración de Stiuso del 27 de febrero de 2016 es que la jueza Fabiana Palmaghini –alineada con el espía– debió imputarle falso testimonio y no lo hizo. En febrero de 2015 Stiuso dijo que no sabía nada de la muerte de Nisman, que lo asombró y que hacía meses que no lo veía. En febrero de 2016, en cambio, sostuvo que lo asesinaron y afirmó que seguramente fue un comando iraní. No aportó ninguna prueba y al día siguiente su abogado le bajó el precio: “No tiene pruebas directas de que a Alberto Nisman lo hayan asesinado. No tiene un testigo ni nada que se le parezca. Tiene una interpretación de los precedentes que pudieron llevar a que a Nisman lo mataran. No, tampoco sabe qué grupo intervino”. Esta declaración devaluada fue la que reflotaron.

Enjuague

El diario Clarín sorprendió ayer con el llamativo enjuague de la declaración de Stiuso. El matutino le dedicó el principal título de tapa como si se tratara de una novedad. El contenido de la testimonial se conocía y había producido respuestas y desmentidas. Por ejemplo, fue público que Stiuso dijo que en 2012 el número 2 de la SIDE, Francisco Larcher, supuestamente le dijo que no investigara más a los iraníes respecto del atentado contra la AMIA. Y fue pública la respuesta de Larcher señalando que eso era falso y que jamás le dio esa instrucción.

La única explicación para que se haya revivido ayer aquella declaración es la intención de presionar a la Sala I de la Cámara Federal que resolverá si abre o no la denuncia original de Nisman contra Cristina Fernández de Kirchner y contra el ex canciller Héctor Timerman. La imputación original era por encubrimiento de los iraníes, es decir que lo publicado ayer por Clarín encaja justo en la idea de la denuncia de Nisman acerca de que existió la intención de no investigar a Teherán.

Desde que se firmó el Memorandum de Entendimiento con Irán, la derecha de Washington e Israel buscaron inculpar al gobierno de CFK, acusándolo de beneficiar a los sospechosos. Fue parte de la ofensiva contra lo que llamaron “los gobiernos populistas”. En esa sintonía internacional, Nisman –y seguramente Stiuso– y los dirigentes de la comunidad judía argumentaron que se intentó levantar las capturas con alertas rojas de los acusados iraníes, que se iba a canjear petróleo por granos y que se iba a armar una pista falsa, de fachos locales, para sacarle de encima la acusación a los iraníes. Nada de eso ocurrió.

La denuncia del fiscal llegó al juzgado Rafecas quien no sólo señaló que nada de lo mencionado por Nisman sucedió, sino que el propio Memorandum nunca entró en vigencia. Por lo tanto, no existía delito para imputar a CFK y Timerman. El fallo de Rafecas fue confirmado por la Sala I de la Cámara Federal hace un año y luego el recurso desistido por la misma razón, inexistencia de delito, por el fiscal Javier De Luca. Este año, la fiscalía de Cámara y la DAIA volvieron a la carga y la Sala I debe resolver en los próximos días.

Ingenuo

Resulta llamativo que se haya presentado el testimonio de Stiuso como el de una persona neutral. En verdad, el ex espía estaba con el rencor de haber sido eyectado de la Agencia Federal de Inteligencia (AFI) y que el gobierno de CFK lo haya denunciado penalmente por numerosos delitos, entre ellos contrabando agravado, ocultamiento de pruebas, incumplimiento de los deberes de funcionario público y espionaje ilegal.

Más llamativo todavía es que no se consigna que la declaración de Stiuso no era la primera. Ya lo había hecho en febrero de 2015. En ese momento dijo que “le asombró” la muerte del fiscal y que no tenía ningún elemento sobre lo ocurrido. La fiscal Viviana Fein le preguntó por qué no había atendido las llamadas de Nisman en la víspera de la muerte y Stiuso dio una respuesta poco creíble: dijo que no escuchó las llamadas porque tenía el celular en vibrador. Lo real es que el espía impulsó al fiscal a presentar su denuncia y después lo dejó solo.

En 2016 Stiuso cambió totalmente su declaración. Dijo estar convencido que a Nisman lo asesinaron, aunque no aportó ninguna prueba. Sostuvo que el homicidio fue cometido por un comando iraní, pero cuando se le pidió algún elemento, argumentó que “igual con el tema de los iraníes, no es relevante si uno tiene o no custodia, porque uno, si es un blanco, te estudian, te estudian y ya saben cómo te movés… Con esto vengo a significar que la custodia cuando uno tiene de enemigo a esta gente, no tiene sentido..”.

De esa manera, Stiuso cambió totalmente su declaración anterior, al punto que el juez Ernesto Botto criticó a su par Palmaghini por no haberlo procesado por falso testimonio.

Es esta declaración –vieja, refutada, descartada por el propio Nisman, sospechosa de ser expresión de una venganza contra el anterior gobierno y pasible de una acusación por falso testimonio– la que pretende ser usada para presionar camaristas.

raulkollmann@hotmail.com

Compartir:

Twitter

  

VARIABLE DE AJUSTE ES DE NUEVO EL SALARIO

La variable de ajuste es de nuevo el salario

El equipo económico adelantó en la presentación del Presupuesto que quiere subordinar la negociación paritaria del año próximo a la estimación de inflación del 17 por ciento. De ese modo, no habría recuperación del salario.

 Por Cristian Carrillo

Analistas y dirigentes de la oposición evalúan que la proyección de inflación 2017 de Prat-Gay es muy optimista.
Imagen: Bernardino Avila.

El gobierno nacional pretende consolidar el año próximo el ajuste de salarios que llevó a cabo desde diciembre pasado. El equipo económico macrista buscará en 2017 volver a subordinar la paritaria a la estimación de inflación de entre 17 y 18 por ciento prevista como techo en el proyecto de ley de Presupuesto. De no lograrse una reapertura de la discusión salarial este año, el poder adquisitivo de los trabajadores formales habrá de cerrar con una pérdida de 8 a 12 puntos, la cual no habrá oportunidad de recuperar en el próximo ejercicio. La situación incluso puede ser aún más compleja si, como varios analistas prevén, el gobierno no logra cumplir con esa pauta inflacionaria.

“Lo que se esconde detrás en el Presupuesto es su idea de que los salarios reales son muy altos, y que son éstos los que frenan el incremento en la productividad”, señaló a este diario el diputado nacional por el Partido Solidario, Carlos Heller. El proyecto de Presupuesto estima como uno de los puntales para crecimiento del año próximo será una recuperación del consumo del 3,5 por ciento, sendero poco probable debido a la pérdida de poder adquisitivo.

Un aumento de la presión fiscal, con un alivio impositivo para sectores concentrados de la economía, un fuerte sesgo de primarización de las exportaciones y un incremento en las partidas vinculadas con el endeudamiento público por sobre la producción manufacturera son algunos de los ejes que caracterizan el proyecto de ley de Presupuesto para el año próximo. Según un relevamiento realizado por el Centro de Economía Política Argentina (CEPA), el incremento de la partida para el año próximo respecto a éste para afrontar vencimientos de deuda pública será de 32,3 por ciento, mientras que entre 2015 y 2016 sólo se había destinado un 8 por ciento. En contraposición, el presupuesto para Industria se había incrementado el año pasado en un 32,3 por ciento, en tanto el Presupuesto de 2017 se dispuso que las partidas para Producción y Agroindustria –que incorporan actividades de Industria– aumentarán apenas 0,8 y 2,8 por ciento, respectivamente.

Estas cifras dan cuenta de que la apuesta del Gobierno es la inversión extranjera y el endeudamiento y no la industrialización de la economía. Por el contrario, lo que se ve en el proyecto es un desfinanciamiento de los programas productivos. En esa estrategia, los salarios se mantendrán como la variable de ajuste también el año próximo. Según dejó trascender el equipo económico se buscará establecer una pauta salarial para 2017 de entre 15 y 17 por ciento en línea con la inflación prevista en el presupuesto, según había manifestado el presidente del Banco Central, Federico Sturzenegger, en un encuentro con popes de la Unión Industrial. Pero consultoras privadas coinciden en que los gremios intentarán recuperar el año próximo algo del terreno perdido en 2016, aunque ninguna apunta a una mejora mayor a tres o cuatro puntos por encima de sus cálculos de inflación, que se ubican entre 20 y 25 por ciento. La imposibilidad que tendrá el gobierno de cumplir con la pauta inflacionaria sería entonces un nuevo golpe al bolsillo.

La proyección de inflación se presenta como optimistas si se analiza el resto de los indicadores contemplados en el Presupuesto. El proyecto estima una devaluación del tipo de cambio de 19,5 por ciento para 2017, al pasar de 15 a 17,9 pesos. Esta apreciación estaría en línea con el aumento de los precios que arroja el deflactor del PIB, de 19,4 por ciento, por encima del techo del 17. Nuevamente subyace en esto la idea de que la devaluación de la moneda no tendrá efecto directo en los precios internos. Es lo que el ministro de Hacienda, Alfonso Prat-Gay, había señalado antes de que asuma el gobierno, pero que la realidad se encargó de contrastar no bien se devaluó la moneda.

El proyecto también subestima el impacto del tarifazo. Las tarifas residenciales de gas van a aumentar (en promedio) un 203 por ciento en octubre de este año, lo que impactará en la medición de los meses subsiguientes repercutiendo en el arrastre para el 2017. A esto se suma la quita de subsidios que continuará para todos los servicios y el incremento del gasto público en torno al 22 por ciento. “En este último punto se destaca el incremento del 26,2 por ciento en los gastos de consumo, donde se encuentran los salarios del sector público”, explicaron asesores de legisladores de la oposición.

Otro punto donde se evidencia las flaquezas de las estimaciones se encuentra en la previsión de los recursos tributarios. Si bien se espera el proyecto oficial de reforma de Ganancias, que debería favorecer a los trabajadores, se prevé que la recaudación por este impuesto va a crecer 27,9 por ciento anual, más de diez puntos por encima de la inflación.

“El proyecto de presupuesto consolida así las bases del modelo macrista de represión salarial y endeudamiento. Los aumentos previstos no logran recuperar la caída del poder adquisitivo de los salarios ocurrida este año y las proyecciones excesivamente optimistas de crecimiento, precios, tipo de cambio, recaudación, exportaciones e inversión implican que, cualquier desajuste llevará a requisitos de créditos públicos mayores a los autorizados”, concluyó Heller.

COLECTIVO IMAGINARIO

EL PAIS › EL INSOLITO MONTAJE QUE REALIZO EL GOBIERNO PARA SIMULAR UN VIAJE DE MAURICIO MACRI JUNTO A VECINOS DE PILAR

Un colectivo convertido en estudio fotográfico

“Recorriendo Pilar en la línea 520”, era el mensaje de Twitter que acompañó la imagen de Macri del acto del jueves, recién vuelto de Nueva York. Pero ayer, a través de fotos y videos, quedó en evidencia que lo que simulaba ser algo espontáneo era en un colectivo parado y con vecinos seleccionados.

 Por Gustavo Veiga

El colectivo de la línea 520 estaba detenido sobre una calle de tierra, muy próximo al campito donde aterrizó el helicóptero presidencial. Mauricio Macri y su comitiva subieron al interno que conduce Walter, el chofer que cubre el trayecto Pilar-Derqui. “A las tres de la mañana ya lo sabía” dijo el conductor sobre el itinerario que iba a hacer casi sobre el mediodía. Una mujer rubia que compartió el recorrido de 10 minutos con el Presidente tomado del pasamanos, señaló en una entrevista del canal local: “me avisó un vecino esta mañana” (por el jueves). La puesta en escena se tornó viral en las redes sociales. Podría titularse como la definió Tito de Hurlingham en un tuit: “Macri en un colectivo, dirigida por Enrique Carreras y libro de Abel Santa Cruz”. La mayoría de los medios había informado ayer sobre un viaje que parecía espontáneo en el marco del lanzamiento de un plan de mejoras para corredores viales bonaerenses. Los vecinos y el conductor del transporte público dejaron en evidencia que no era así. Fue todo un montaje. Sólo faltó que el inusual pasajero recién llegado de Estados Unidos mostrara su tarjeta Sube.

Los funcionarios que idearon esta ficción mediática eligieron un paraje del barrio Santa Ana, en el partido de Pilar. Jugaban de local. Es el distrito que gobierna Nicolás Ducoté, intendente de Cambiemos. Pilar Noticias tomó las imágenes que los dejaron en offside. Se veía a Macri bajando del helicóptero presidencial junto al ministro de Transporte, Guillermo Dietrich, y caminar unos metros para subirse al colectivo, parado en medio de una calle de tierra y rodeado de custodios.

El canal entrevistó a la señora rubia que departió con Macri en el 520, al chofer del colectivo y también a un joven que la mujer presentó –tomándolo del brazo para que apareciera ante la cámara de TV– como “el cabecilla del barrio para que viniera el presidente”. En esos tres testimonios quedó demolida la presunta frescura de la escena de un presidente que toma el colectivo en un confín olvidado del Gran Buenos Aires. Si no funcionaba el verosímil de ver a Macri en su viaje iniciático, mucho menos después de que los vecinos dieran su versión de los hechos. La construcción de sentido hizo agua. Lo que sobrevino después fue un festín para las redes sociales.

La línea elegida que pertenece a la compañía La Central de Escobar SA había sido denunciada por otros usuarios del servicio público de transporte por suprimir recorridos. El medio local www.diarioresumen.com.ar citó el 24 de junio pasado el testimonio de Alicia, una vecina de Villa Luján, quien decía: “estamos haciendo un reclamo más que justo porque de un día para el otro nos dejaron sin el recorrido”. Básicamente se quejaban de la decisión empresaria ciudadanos de Derqui, una localidad que pertenece al partido de Pilar.

La línea de colectivos levantada en ese momento, según aquella página “une la Estación Toro con la de Pilar, la que se dirige al barrio de la comunidad qom”. El problema llegó a la intendencia mediante una nota donde los vecinos ratificaban la denuncia de Alicia: “el trayecto del recorrido fue recortado por la empresa sin la notificación previa a los usuarios”.

Diego Schejtman es periodista del medio Pilar a diario, que publicó una nota sobre el city tour de Macri titulada: “Una vuelta manzana de 10 minutos en colectivo”. En diálogo con Página/12 describió que en la zona donde el presidente se subió al bondi “la mayoría de las calles son de tierra, hay algún mejorado, pero en general todas son un desastre. Cuando llueve se inundan y los recorridos deben suspenderse. La gente de Santa Ana es muy humilde y muy cerca de ahí está el barrio de la comunidad Toba, también hay un basural que genera grandes problemas ambientales”. Esa parte del partido de Pilar limita con los de Moreno y José C. Paz. Hay quienes la llaman la triple frontera.

Parecería que se buscó el mayor contraste entre la obra pública proyectada por el gobierno nacional con esa zona. Ahí donde las verdaderas condiciones en que viajan los vecinos son lamentables. Los mismos que le exigieron a Ducoté “el mejorado de las calles del recorrido 291-228F- 520 Ramal Pilar Derqui…” El joven intendente que desde su página web sostiene: “Propongo, arriesgo, me la estoy jugando por hacer política de una manera distinta, y quiero que, juntos, revolucionemos la forma en que vivimos en Pilar”.

Tiene un modelo para imitar. Macri difundió en twitter su acto de gobierno en el colectivo: “Recorriendo Pilar en la línea 520 para contarles a los vecinos el plan de renovación de los corredores de colectivos en el conurbano”. Su tuit está acompañado por la foto en que se lo observa tomado del pasamanos junto a la mujer rubia. A la vecina, el movilero de Pilar Noticias le preguntó en el lugar: “¿Qué fue lo que te dijo textualmente a vos (por Macri), que eras una…?”. “Cotorra, jaja, que hablo mucho, es mi forma de ser y mi marido le dijo ‘llevátela como vocero’”.

El joven que se ve en los videos como organizador de los vecinos que participaron de la escena suburbana, dijo que “veníamos a un acto con el intendente y esto fue una sorpresa”. El plan arrancó con un montaje hilarante sobre el 520 que frecuenta calles poceadas, a menudo inundables: el presidente Macri departía con los vecinos del barrio Santa Ana como si fuera uno más. Las imágenes que se difundieron después indicaron otra cosa. Que era un viaje a ninguna parte, con un colectivo de escenario, puro marketing y actores de reparto que conocían el libreto de antemano.

Con todo, no es algo nuevo en la estrategia comunicacional que tiene el sello del ecuatoriano Jaime Durán Barba. Sin ir más lejos, durante el reciente viaje de Macri a Nueva York, desde la oficina de prensa de la Casa Rosada difundieron como “casuales” imágenes del Presidente besándose con su esposa en pleno recinto de las Naciones Unidas y andando juntos en bicicleta por el Central Park.Ya de vuelta en el país, Macri buscó mostrarse conversando con vecinos, pero quedó en evidencia que esa “naturalidad” sólo puede conseguirla con un público rigurosamente seleccionado.

gveiga12@gmail.com

Compartir:

Twitter

  

CAMBIANDO TIMBREO POR COLECTIVO

15:31 › MACRI Y SUS FUNCIONARIOS HACEN QUE RECORREN LOS BARRIOS

“Cambiando” colectivos por timbreos

Con el Presidente y su hija menor a la cabeza, decenas de funcionarios y dirigentes de Cambiemos realizaron un nuevo “timbreo” nacional en distintos barrios del país. “Hace 11 años hacíamos el primer timbreo. Hoy salimos una vez más”, destacó Mauricio Macri, quien estuvo en la localidad bonaerense de General Las Heras junto con la gobernadora María Eugenia Vidal.

Si bien el grueso de los representantes de Cambiemos desplegó su campaña de visitas por el Gran Buenos Aires, esta edición del recorrido bajo el lema “Cambiando juntos” contó con la participación de todos los socios de la Alianza gobernante dado que además de macristas y radicales salieron de caminata referentes de la Coalición Cívica y hasta del partido Fe.

Macri dialogó con familias y algunos comerciantes. También visitó un taller mecánico, habló con niños y con un grupo de jubilados. En tanto, el jefe de Gabinete Marcos Peña y el ministro de Trabajo, Jorge Triaca, recorrieron Hurlinghman, mientras el presidente del Banco Nación, Carlos Melconian, hizo pie en Avellaneda.

La socia fundadora de Cambiemos, la diputada nacional Elisa Carrió, realizó su recorrida en la localidad de Capilla del Señor en el noroeste bonaerense. Asimismo, el jefe de gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, recorrió el barrio de Nueva Pompeya junto a una de las integrantes del ENACOM, la radical Silvana Giudici.

La ministra de Seguridad nacional, Patricia Bullrich, y el secretario del área, Gerardo Milman, estuvieron en Tres de Febrero y el ministro de Cultura, Pablo Avelluto, cambió por San Antonio de Padua, mientras que su colega de Desarrollo Social, Carloina Stanley, dialogaba con emprendedores en Escobar.

Compartir:

Twitter

  

UN COLECTIVO CONVERTIDO EN ESTUDIO FOTOGRAFICO

15:45 › EL INSOLITO MONTAJE QUE REALIZO EL GOBIERNO PARA SIMULAR UN VIAJE DE MAURICIO MACRI JUNTO A VECINOS DE PILAR

Un colectivo convertido en estudio fotográfico

“Recorriendo Pilar en la línea 520”, era el mensaje de Twitter que acompañó la imagen de Macri del acto del jueves, recién vuelto de Nueva York. Pero ayer, a través de fotos y videos, quedó en evidencia que lo que simulaba ser algo espontáneo era en un colectivo parado y con vecinos seleccionados. Por Gustavo Veiga

El colectivo de la línea 520 estaba detenido sobre una calle de tierra, muy próximo al campito donde aterrizó el helicóptero presidencial. Mauricio Macri y su comitiva subieron al interno que conduce Walter, el chofer que cubre el trayecto Pilar-Derqui. “A las tres de la mañana ya lo sabía” dijo el conductor sobre el itinerario que iba a hacer casi sobre el mediodía. Una mujer rubia que compartió el recorrido de 10 minutos con el Presidente tomado del pasamanos, señaló en una entrevista del canal local: “me avisó un vecino esta mañana” (por el jueves). La puesta en escena se tornó viral en las redes sociales. Podría titularse como la definió Tito de Hurlingham en un tuit: “Macri en un colectivo, dirigida por Enrique Carreras y libro de Abel Santa Cruz”. La mayoría de los medios había informado ayer sobre un viaje que parecía espontáneo en el marco del lanzamiento de un plan de mejoras para corredores viales bonaerenses. Los vecinos y el conductor del transporte público dejaron en evidencia que no era así. Fue todo un montaje. Sólo faltó que el inusual pasajero recién llegado de Estados Unidos mostrara su tarjeta Sube.

Los funcionarios que idearon esta ficción mediática eligieron un paraje del barrio Santa Ana, en el partido de Pilar. Jugaban de local. Es el distrito que gobierna Nicolás Ducoté, intendente de Cambiemos. Pilar Noticias tomó las imágenes que los dejaron en offside. Se veía a Macri bajando del helicóptero presidencial junto al ministro de Transporte, Guillermo Dietrich, y caminar unos metros para subirse al colectivo, parado en medio de una calle de tierra y rodeado de custodios.

El canal entrevistó a la señora rubia que departió con Macri en el 520, al chofer del colectivo y también a un joven que la mujer presentó –tomándolo del brazo para que apareciera ante la cámara de TV– como “el cabecilla del barrio para que viniera el presidente”. En esos tres testimonios quedó demolida la presunta frescura de la escena de un presidente que toma el colectivo en un confín olvidado del Gran Buenos Aires. Si no funcionaba el verosímil de ver a Macri en su viaje iniciático, mucho menos después de que los vecinos dieran su versión de los hechos. La construcción de sentido hizo agua. Lo que sobrevino después fue un festín para las redes sociales.

La línea elegida que pertenece a la compañía La Central de Escobar SA había sido denunciada por otros usuarios del servicio público de transporte por suprimir recorridos. El medio local www.diarioresumen.com.ar citó el 24 de junio pasado el testimonio de Alicia, una vecina de Villa Luján, quien decía: “estamos haciendo un reclamo más que justo porque de un día para el otro nos dejaron sin el recorrido”. Básicamente se quejaban de la decisión empresaria ciudadanos de Derqui, una localidad que pertenece al partido de Pilar.

La línea de colectivos levantada en ese momento, según aquella página “une la Estación Toro con la de Pilar, la que se dirige al barrio de la comunidad qom”. El problema llegó a la intendencia mediante una nota donde los vecinos ratificaban la denuncia de Alicia: “el trayecto del recorrido fue recortado por la empresa sin la notificación previa a los usuarios”.

Diego Schejtman es periodista del medio Pilar a diario, que publicó una nota sobre el city tour de Macri titulada: “Una vuelta manzana de 10 minutos en colectivo”. En diálogo con Página/12 describió que en la zona donde el presidente se subió al bondi “la mayoría de las calles son de tierra, hay algún mejorado, pero en general todas son un desastre. Cuando llueve se inundan y los recorridos deben suspenderse. La gente de Santa Ana es muy humilde y muy cerca de ahí está el barrio de la comunidad Toba, también hay un basural que genera grandes problemas ambientales”. Esa parte del partido de Pilar limita con los de Moreno y José C. Paz. Hay quienes la llaman la triple frontera.

Parecería que se buscó el mayor contraste entre la obra pública proyectada por el gobierno nacional con esa zona. Ahí donde las verdaderas condiciones en que viajan los vecinos son lamentables. Los mismos que le exigieron a Ducoté “el mejorado de las calles del recorrido 291-228F- 520 Ramal Pilar Derqui…” El joven intendente que desde su página web sostiene: “Propongo, arriesgo, me la estoy jugando por hacer política de una manera distinta, y quiero que, juntos, revolucionemos la forma en que vivimos en Pilar”.

Tiene un modelo para imitar. Macri difundió en twitter su acto de gobierno en el colectivo: “Recorriendo Pilar en la línea 520 para contarles a los vecinos el plan de renovación de los corredores de colectivos en el conurbano”. Su tuit está acompañado por la foto en que se lo observa tomado del pasamanos junto a la mujer rubia. A la vecina, el movilero de Pilar Noticias le preguntó en el lugar: “¿Qué fue lo que te dijo textualmente a vos (por Macri), que eras una…?”. “Cotorra, jaja, que hablo mucho, es mi forma de ser y mi marido le dijo ‘llevátela como vocero’”.

El joven que se ve en los videos como organizador de los vecinos que participaron de la escena suburbana, dijo que “veníamos a un acto con el intendente y esto fue una sorpresa”. El plan arrancó con un montaje hilarante sobre el 520 que frecuenta calles poceadas, a menudo inundables: el presidente Macri departía con los vecinos del barrio Santa Ana como si fuera uno más. Las imágenes que se difundieron después indicaron otra cosa. Que era un viaje a ninguna parte, con un colectivo de escenario, puro marketing y actores de reparto que conocían el libreto de antemano.

Con todo, no es algo nuevo en la estrategia comunicacional que tiene el sello del ecuatoriano Jaime Durán Barba. Sin ir más lejos, durante el reciente viaje de Macri a Nueva York, desde la oficina de prensa de la Casa Rosada difundieron como “casuales” imágenes del Presidente besándose con su esposa en pleno recinto de las Naciones Unidas y andando juntos en bicicleta por el Central Park.Ya de vuelta en el país, Macri buscó mostrarse conversando con vecinos, pero quedó en evidencia que esa “naturalidad” sólo puede conseguirla con un público rigurosamente seleccionado.

gveiga12@gmail.com

Compartir:

Twitter

  

LOA JUECES NO PUEDEN HABLAR SOLAMENTE A TRAVES DE SUS FALLOS

17:00 › TRAS LA “INUSITADA E INAPROPIADA” SOLICITADA

Rafecas: “Los jueces ya no pueden hablar sólo a través de sus fallos”

En este sentido sostuvo que “los jueces ya no pueden hablar sólo a través de sus fallos” y explicó que “la multiplicación de los medios masivos debería llevar a un debate interno en la Justicia para repensar la relación de jueces y fiscales con los medios masivos de comunicación y la opinión pública”.

Al respecto, calificó de “inusitada e inapropiada” la solicitada del 8 de septiembre en la que varios personajes públicos, dirigentes políticos, jueces y fiscales exigieron su remoción por el fallo contra la denuncia del extitular de la UFI-AMIA y explicó: “Seguramente, a partir del cambio de gobierno ciertos sectores creyeron que en Argentina podría generarse un cambio en el escenario de la justicia y volvieron a la carga con imputaciones políticas contra el gobierno anterior ante la frustración de que el juez de primera instancia”.

“Mi resolución sobre la presentación del exfiscal -añadió- es bastante clara y transparente. Además hay que destacar que fue confirmada por la Cámara Federal en términos igualmente elocuentes -en cuanto a que no había delito- y también por la Cámara Federal de Casación Penal. Las tres instancias de la Justicia, en el 2015, ratificaron que de la denuncia de Nisman no podía vislumbrarse ningún delito que investigar.”

Ante la pregunta “¿qué cambió en la relación de la gente de la Justicia con los medios de comunicación?”, el magistrado respondió que “la mayoría de los funcionarios o magistrados de mi generación estamos formados en la cultura de que los tribunales, juzgados y fiscalías hablan a través de sus dictámenes. Pero a partir de la multiplicación de medios, la incorporación de una enorme cantidad de dispositivos tecnológicos y la proliferación de periodistas y panelistas, un dictamen genera cientos de opiniones y muchas personas se involucran -desde una mirada interesada u objetiva- desde los medios masivos de comunicación”.

Durante una entrevista con la agencia Télam, el magistrado sostuvo que uno de los motivos por los cuales se vio “obligado a explicar cuestiones relacionadas con algunos fallos”, como el que desestimó la denuncia del exfiscal Alberto Nisman contra Cristina Kirchner y funcionarios de su gobierno por el memorándum de entendimiento con Irán, fue por la nueva y “compleja relación entre los medios de comunicación y la Justicia”.

Compartir:

Twitter

  

LUIS BARRIO NUEVO EL PARO ESTA AHORA EN LAS MANOS DE MACRI

15:16 › LA CGT DECIDIO HACER UNA MEDIDA DE FUERZA, PERO NO LE PUSO FECHA Y ESPERA RESPUESTAS DEL GOBIERNO A SUS DEMANDAS

Un paro que ahora está en manos de Macri

El Comité Central Confederal facultó al Consejo Directivo a convocar a una medida de fuerza cuando lo crea conveniente. La CGT pidió que se compense la caída salarial, eximir de Ganancias el medio aguinaldo y un aumento para jubilados. Por Santiago Rodríguez

El Comité Central Confederal CGT resolvió ayer hacer una medida de fuerza, pero pateó la pelota hacia delante: siguiendo aquella máxima de Perón de “todo a su debido tiempo y armoniosamente”, no le puso fecha a la protesta sino que facultó al Consejo Directivo a implementarla cuando lo considere conveniente. La decisión surgió tras un debate en el que se criticaron con dureza las políticas económicas de Mauricio Macri, se advirtió sobre el impacto del ajuste en la clase trabajadora y se le reprochó al Gobierno la falta de respuesta a las demandas gremiales. En un escenario en el que las otras centrales sindicales y los movimientos sociales promueven la unidad de acción y la convocatoria a un paro nacional, la idea de la CGT es esperar hasta octubre con el doble objetivo de darle a la administración macrista otra oportunidad de que haga lo que hasta ahora no hizo y trabajar en la consolidación del frente interno, donde hay gremios que consideran que aún no es momento de parar. Hasta entonces, el Gobierno seguirá operando, como lo viene haciendo, sobre la interna cegetista.

Lo que hizo ayer el Confederal de la CGT fue refrendar una decisión que en las últimas semanas fue tomando forma ante la falta de respuestas del Gobierno a los planteos del sindicalismo. La conducción de la central sindical fue recibida por el ministro de Trabajo, Jorge Triaca, y otros funcionarios nacionales a principios de este mes. Ninguno de los problemas que entonces se expusieron fueron solucionados por la administración macrista.

El ánimo con el que la dirigencia cegetista llegó al Confederal quedó reflejado en las declaraciones que Juan Carlos Schmid, titular del gremio de Dragado y Balizamiento y uno de los miembros del triunvirato que conduce la central, hizo al entrar al encuentro: “Ya está decidido un paro de 24 horas. No está definida la fecha.”

De la reunión del Comité Central Confederal participaron 253 congresales, 180 de ellos secretarios generales, y estuvieron representados 225 sindicatos. El debate duró algo más de tres horas, en las que –según contó luego Héctor Daer, otro de los tres secretarios generales de la CGT– se coincidió totalmente en el diagnóstico: “El Gobierno decidió transferir grandes recursos a varios sectores concentrados y aumentó las tarifas de los servicios, mientras cayó el salario y continúa el proceso inflacionario, que deterioró el poder adquisitivo de los trabajadores y jubilados y maltrató la economía de quienes cumplen tareas en la informalidad.”

Puertas adentro el tono de las críticas a la administración macrista fue subiendo a medida que avanzó el encuentro y llegó a uno de sus máximos puntos durante la intervención de Sergio Palazzo. “Este es un gobierno poderoso con los débiles y débil con los poderosos”, afirmó el líder de los bancarios y referente de la Corriente Federal de Trabajadores, quien llamó a “confrontar con este modelo económico, político y social que está trayendo problemas a la clase trabajadora”.

Al conjunto de conjunto de gremios que integran esa corriente, y que desde la movilización de todas las centrales sindicales del pasado 29 de abril vienen bregando por la implementación de un plan de lucha contra el ajuste, se sumaron ayer los sindicatos moyanistas. “Basta de forreadas”, pidió Pablo Moyano, secretario adjunto de Camioneros, un gremio fundamental dentro de la Confederación Argentina de Trabajadores del Transporte y clave para garantizar el éxito de cualquier medida de fuerza. Moyano, como otros que hablaron a favor del paro, dejó en claro que no espera nada del Gobierno.

“Quienes están al frente de la negociación tienen el pulso y saben cuándo conviene convocar a una medida de fuerza”, fijó posición el líder del gremio de la sanidad, Carlos West Ocampo, desde la vereda de los que prefieren no dinamitar aún los puentes con el macrismo.

Al margen de las diferencias, todos en mayor o menor medida formularon críticas a las políticas implementadas desde el 10 de diciembre en adelante y coincidieron también la reivindicación de los reclamos de los trabajadores informales y desocupados. “Los integrantes de los movimientos sociales, las cooperativas de trabajo y las empresas recuperadas son todos compañeros trabajadores”, enfatizó al respecto el canillita Omar Plaíni y señaló que “esta CGT debe ser la reordenadora del peronismo y conducir a toda la clase trabajadora argentina”.

Schmid subrayó al término del Confederal que la fecha de un paro, si finalmente se decide, será fijada por el triunvirato “luego de un acabado análisis” y no se anunciará en “un set televisivo ni en una conferencia de prensa” porque ello es “una estrategia de la CGT”. “El Gobierno tiene que cumplir con sus promesas electorales”, sumó Carlos Acuña, el tercer integrante de la conducción cegetista, y rechazó “el nivel de desocupación actual y los tarifazos”.

El camino que seguirá la CGT lo expuso Daer: “Se van a agotar todas las instancias de diálogo que tenemos con el Ejecutivo y con distintos sectores de la sociedad. De no encontrar respuestas, vamos a llevar adelante las medidas que en su momento se consideren oportunas.”

En esa hoja de ruta sobresale la reunión que la CGT tendrá el próximo jueves con el ministro de Hacienda, Alfonso Prat-Gay, a la que podría sumarse Macri. “A esta altura hay tres cuestiones básicas: compensar la pérdida del poder adquisitivo, eximir del pago de Ganancias el medio aguinaldo y dar un aumento de emergencia a los jubilados. Entendemos que el empleo no se genera en forma inmediata, pero para solucionar estas tres cosas el Gobierno tiene las herramientas al alcance de su mano y debe hacerlo en un cortísimo plazo”, sintetizó a Página/12 un hombre de la conducción cegetista. Dicho de otro modo, que haya o no paro en octubre pasa a ser ahora una decisión de Macri.