AUTOS HACIA LA COSTA CIRCULANDO POR BANQUINAS Y DE CONTRA MANO

El dia sabado y hoy domingo se puede ver gran cantidad de autos circulando a gran velocidad, por banquinas y de contra mano,todos en actitud totalmente imprudente pudiendo ocasionar accidentes graves, sin importarles nada, no se fijan si viajan criaturas, personas mayores NADAAAAAA, y lo peor sin ningun control policial, haciendo cada uno lo que se le ocurra. EL PAIS QUE ESTAMOS VIVIENDO, QUE A NADIE LE IMPORTA NADAAAAA.

familia MARTINEZ

BRASIL DENUNCIA A ARGENTINA POR COIMAS

POLITICA EXCLUSIVO PERFIL

Brasil: una firma argentina pagó a un gestor de coimas

PERFIL accedió a un documento de la constructora Contreras Hermanos en el que figura un giro de 400 mil reales. Fue para un consultor brasileño que admitió ser el intermediario de sobornos entre las empresas y Petrobras.

26|02|17

07:30

Obras. Uno de los gasoductos que la petrolera estatal Petrobras encargó a Contreras en Brasil.
Obras. Uno de los gasoductos que la petrolera estatal Petrobras encargó a Contreras en Brasil.Foto:Cedoc Perfil

Las ramificaciones locales del Lava Jato suman un nuevo capítulo. Una constructora argentina, Contreras Hermanos, está en la mira por el supuesto pago de sobornos a funcionarios de Petrobras y por primera vez PERFIL accedió a documentación de la empresa donde consta un pago de 400 mil reales a uno de los arrepentidos del caso Lava Jato.

Contreras es una empresa argentina que realizó obras con Lázaro Báez, entre otros contratistas del Estado sospechados de corrupción. En Brasil, su único cliente era Petrobras, para la cual realizó obras en gasoductos.

El consultor Shinko Nakandakari confesó en ese país haber sido el intermediario del pago de coimas que las empresas destinaban a los funcionarios de Petrobras para acceder a contratos de obra pública. Mencionó a Contreras como una de las involucradas.

De acuerdo al registro bancario al que accedió este medio, un director ejecutivo de Contreras en Brasil, Gonzalo Briozzo, ordenó una transferencia bancaria el 4 de noviembre de 2013 destinada a la cuenta de Juliana Sendai Nakandakari en el Banco Itau. Juliana es hija de Shinko Nakandakari, autoconfeso intermediario de coimas. De acuerdo a las declaraciones del consultor, él utilizaba a sus hijos –Juliana y Luiz Fernando– para canalizar parte de los pagos. Simulaba la prestación de servicios con su consultora. Luego, retiraba el dinero que las empresas giraban a sus cuentas y lo entregaba en efectivo a los funcionarios de Petrobras. Al menos dos de los destinatarios de las coimas fueron el ex gerente de Servicios de la petrolera estatal, Pedro Barusco Filho, y el ex director Renato Duque.

De acuerdo a la confesión de Shinko, sus contactos en Contreras eran los argentinos Daniel Escola y Guillermo Contreras, representantes de la constructora en Brasil.

No sólo Shinko admitió este circuito. También Barusco, el ex gerente de Petrobras. Confesó en la causa Lava Jato que Contreras fue una de las compañías que pagaron sobornos y que Shinko realizaba los pagos en efectivo en hoteles de Brasilia. Además, Shinko dijo que Barusco recibió de Contreras 1,5 millones de reales entre 2009 y 2010. La cifra podría ser mayor o la maniobra involucra a otros funcionarios brasileños porque el registro bancario al que accedió PERFIL es posterior: noviembre de 2013. Entonces, Shinko seguía en contacto con los funcionarios de Petrobras como intermediario de coimas de las constructoras. Según una de las declaraciones como arrepentido, siguió cumpliendo ese rol hasta finales de 2013 y principios de 2014.

Las autoridades de Contreras en la Argentina estaban al tanto. Admitieron haber contratado a Shinko en una asamblea del 19 de octubre de 2015. El presidente de la empresa en la Argentina, Juan Manuel Touceda, dejó asentado en el acta que la firma “contrató a Shinko Nakandakari mediante un contrato formal de objeto lícito” para que “gestionara” el pago de una “deuda” millonaria que Petrobras tiene con Contreras por obras realizadas que no cobraron.

Consultados por PERFIL, voceros de Contreras dijeron: “En los últimos años, un grupo de accionistas de la compañía ha instado una serie de acciones y denuncias falsas, improcedentes y maliciosas ante la negativa de la empresa de acceder a beneficios que la ley no les adjudica, con evidentes fines extorsivos”. “La empresa no ha incurrido en pagos o maniobras ilegales de manera directa o indirecta a funcionarios de Petrobras en Brasil, la Argentina o cualquier otro lugar donde opera. Contreras no se encuentra involucrada en la causa. No existen denuncias en su contra y no es parte de ningún proceso penal en la Argentina ni en Brasil”, agregaron.

La empresa es investigada por el fiscal Sergio Rodríguez, a cargo del capítulo argentino del Lava Jato; los accionistas mayoritarios fueron denunciados por los minoritarios ante el fiscal Ignacio Mahiques por las sospechas de sobornos; y la firma está en la lista de sospechosas del Lava Jato, según medios de Brasil.

COMENZO LA PELEA POLITICA POR EL PODER

El populismo contraataca

La orden de Sergio Massa de tratar a Macri como un clon de De la Rúa insinúa que los peronistas quieren reeditar lo de fines de 2001.

Por

Mauricio Macri por Pablo Temes

A Mauricio Macri nunca le han interesado demasiado “los códigos de la política”, este conjunto de reglas no escritas, pactos apenas confesables, tics, tabúes y prejuicios que tanto ha contribuido a la degradación del país. Con todo, si bien sería excesivo pedirle respetarlos, le convendría tomarlos en cuenta. No sólo los peronistas sino también muchos radicales, izquierdistas y otros son productos de la cultura política dominante. Acertaba David Viñas cuando calificó al peronismo como “el sentido común de los argentinos”. Aunque parecería que la mayoría entiende que sería insensato aferrarse a modalidades cuyo fracaso difícilmente podría haber sido más patente, una minoría sustancial sigue prefiriendo lo de siempre, por corrupto y canallesco que fuera, al futuro más digno y más próspero que figura en el relato del oficialismo actual.
Mal que le pese a Macri, hasta nuevo aviso tendrá que convivir con dicha realidad, lo que, entre otras cosas, significa que cualquier presunto error cometido por él o por integrantes de su equipo podría tener consecuencias fatales. Incluso aquellos políticos que entienden que a menos que mucho cambie el país no se recuperará de más de medio siglo de facilismo ruinoso están resueltos a defender a cualquier precio los privilegios que su propio gremio ha sabido acumular.
Para ellos, Macri y los CEOs que lo rodean son intrusos peligrosos que quieren privarlos de los puestos que creen suyos por derecho natural. Los acusan de carecer de sensibilidad social, de ser personajes fríos que, a diferencia de los demás políticos, se preocupan más por los malditos números que por las necesidades de la gente de carne y hueso. Se trata de un estereotipo que no tiene relación alguna con los hechos concretos, ya que los macristas han aumentado el gasto social, pero de uno que no les será dado eliminar.
A más de un año de la derrota electoral imprevista que sembró confusión en sus filas, muchos peronistas se sienten impacientes. Creen que ha llegado la hora de iniciar una contraofensiva encaminada a restaurar lo que para ellos es la normalidad, de ahí la orden a su tropa de Sergio Massa de tratar a Macri como si fuera un clon de Fernando de la Rúa. Fue su forma de insinuar que, con la ayuda de los sindicalistas combativos, piqueteros, intendentes kirchneristas del conurbano, izquierdistas, intelectuales contestatarios y otros disconformes con lo que está sucediendo en el país, los peronistas podrían reeditar lo de fines de 2001. Sueñan con helicópteros. Sería con toda seguridad un desastre sin atenuantes para el país y para el grueso de sus habitantes que ocurriera algo así, pero acaso no lo sería para Massa mismo, razón por la cual la idea le pareció genial.

Macri alcanzó la presidencia en buena medida porque logró hacer pensar que no era un político como los demás. Para desquitarse, los así desairados están esforzándose por convencer a la ciudadanía de que en verdad es congénitamente corrupto y por lo tanto no tiene derecho a criticar a Cristina y sus cómplices por haberse apropiado de una tajada del producto bruto nacional. El mensaje subliminal es que todos los políticos, en especial los procedentes del rocambolesco mundillo empresario local, son ladrones natos, de suerte que sería poco razonable indignarse por las fechorías de algunos.
Huelga decir que, para los decididos a bajarle las ínfulas morales a Macri, el asunto del Correo vino de perlas. No le sería suficiente asegurar que el conflicto entre el Estado nacional y el Grupo Macri se resolviera conforme la ley que, en este ámbito como en tantos otros, es laberíntica, sino que también tendría que evitar brindar la impresión de querer favorecer a sus propios familiares. Pudieron colaborar con el amigo Franco Macri los kirchneristas porque, como nos aseguraban, militaban en el campo nacional y popular, pero los macristas, que se jactan de su superioridad ética, se ven constreñidos a operar con muchísimo más cuidado.
Los contrarios al Gobierno harán cuanto puedan para aprovechar lo que saben es el flanco débil del macrismo, los vínculos de muchos funcionarios clave con el mundo empresarial. No habrá manera de impedir que surjan más conflictos de interés –auténticos o no, dará igual– en los meses próximos, ya que Macri y los ex CEOs que cumplen funciones en el gobierno nacional no podrán deshacer sus lazos con empresas que se verán afectadas por muchas decisiones oficiales. No les cabe más alternativa que la de procurar minimizar su importancia, aunque sólo fuera con el propósito de amortiguar el impacto de las denuncias interesadas que, para regocijo de los peronistas, continuarán produciéndose.
Para Macri, la hostilidad que tantos sienten hacia el segmento socioeconómico en que se formó es un problema nada fácil. Podría argüir que es muy positivo que a veces empresarios opten por reciclarse en políticos y señalar que el mismísimo Juan Domingo Perón solía decir que el ministro de Economía debería ser un hombre de negocios exitoso, pero a pocos les convencería tales afirmaciones. Mientras que deportistas, cantantes y otros han conseguido encontrar un lugar en una cofradía que de otro modo sería un club de abogados sin verse repudiados, por su mera presencia los empresarios motivan sospecha.

Si bien el que en la Argentina el empresariado como tal sea mal visto puede incluirse entre las causas de su desempeño económico lamentable, son legítimas las dudas acerca de su voluntad de anteponer el bien común a los intereses inmediatos de su propio sector. No extraña, pues, que el conflicto entre el Grupo Macri y el Estado encabezado por Macri por el tema del Correo haya incidido negativamente en la imagen presidencial, aunque logró limitar el daño comprometiéndose a confeccionar un protocolo para tales casos.
Otro error atribuido al Gobierno consistió en proponer cambiar levemente los montos asignados a los jubilados, lo que los hubiera privado de entre 17 y 100 pesos según la categoría. Como debió haber previsto, el amago provocó la reacción indignada de políticos, comenzando con Massa que, en sus días como jefe de la ANSES y, después, del gabinete de Cristina, se había adherido fielmente a la larga tradición de hambrear a los jubilados so pretexto de que el Estado no estaba en condiciones de pagarles lo debido, una tradición miserable que, para alarma de los economistas ortodoxos, Macri dinamitó. Así y todo, por una cuestión de apellido, Macri podría sovietizar la economía nacional sin que sus adversarios dejaran de tratarlo como un fanático del capitalismo salvaje que odia a los pobres y quiere verlos sufrir.
Todos los gobiernos cometen “errores”, es decir, hacen cosas que andando el tiempo los perjudican, pero convendría distinguir entre los estratégicos, que a través de los años tienen consecuencias luctuosas para la sociedad, por un lado y los tácticos por el otro que pueden remediarse en un par de días. En opinión de algunos, el error más grave, o sea, estratégico, de los macristas consistió en optar por el gradualismo por suponer que una marejada de inversiones les permitiría desactivar indoloramente la bomba que fue armada por los kirchneristas, pero puesto que casi todos los políticos son gradualistas, pocos coincidirían. Los demás errores han sido tácticos, imputables no sólo a la desprolijidad administrativa de quienes no están familiarizados con las prácticas habituales en las reparticiones estatales que les ha tocado manejar sino también a una propensión a subestimar la voluntad de los peronistas y sus compañeros de ruta izquierdistas de aprovechar absolutamente todo para hacerles la vida más difícil. En las semanas últimas, los macristas habrán aprendido que el armisticio de los meses iniciales de su gestión ha llegado a su fin, que en adelante la oposición no titubeará en atacarlos sin piedad alguna.

Los kirchneristas lo harán porque no les cabe más opción que la de intentar politizar al máximo la situación judicial ingrata en que se encuentra Cristina, mientras que otros, como Massa y sus seguidores, creen que, con un poco de suerte, podrían reemplazar a los macristas en el poder sin tener que esperar los dos o seis años más previstos por el calendario constitucional. En cierto modo, tal actitud es lógica. El sistema democrático es intrínsecamente competitivo y, aún más que en otras latitudes, aquí los códigos de la política sirven para legitimar maniobras desleales. Será así hasta que el electorado comience a castigar a los hipócritas que dicen una cosa desde el poder y otra muy distinta cuando están en el llano.
Si, para alivio del Gobierno y decepción de quienes quieren mediatizarlo, la imagen de Macri sube nuevamente luego del bajón registrado últimamente, habrá motivos para suponer que la sociedad se siente más perturbada por la agresividad de ciertos peronistas que por la torpeza oficial. En cambio, si estos logran hacer creer que, para no compartir el destino triste de la Alianza, el gobierno macrista tendrá que subordinarse a personajes como Massa, el establishment populista, el equivalente nacional de aquel “estado profundo” que se da en lugares como Turquía, habrá conseguido sobrevivir al intento de desmantelarlo, asegurando así que la Argentina siga siendo el país populista por antonomasia.

Shopping

  • Adelgazá con el plan de DIETAS CORMILLOT

    Antes: $3000 Ahora: 3 x $525

  • Santiago en oferta!

    Registrate ahora y

    viajá ya por $3806

  • Vuelos baratos a Miami

    Registrate ahora y

    viajá ya por $12778

  • Vuelos baratos a Florianopolis

    Registrate ahora y

    viajá ya por $6466

Te puede interesar

DEJA UN COMENTARIO

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

DOCENTES ENDURECIDOS

POLITICA DECLARACIONES DE BARADEL

Los docentes se endurecen y apuntan a Vidal por “autoritaria y antidemocrática”

Los sindicatos se mantienen firmes en su postura de reclamar un aumento mayor al que ofrece el gobierno bonaerense y anuncian que sigue en pie el paro del 6 y 7 de marzo. Las clases, así, no empezarán en la fecha prevista.

26|02|17

09:10

Baradel
Baradel Foto:Cedoc

El secretario general de Suteba, Roberto Baradel, advirtió, en diálogo con PERFIL, que la administración de María Eugenia Vidal está convocando a una “guerra” y que su gestión tomó un carácter “autoritario y antidemocrático”. “No podemos aceptar un aumento que en promedio es de $ 300. Y la gente sabe en qué condiciones están las escuelas públicas. En parte, es una situación que viene de arrastre, pero que Vidal empeoró, no entregando ninguna notebook, ningún libro y paralizando las obras”, explicó Baradel.

El gremialista denunció que desde que asumió Cambiemos fue amenazado de muerte junto a su familia en el medio de las negociaciones por las paritarias. Y advirtió que hace responsables a la gobernadora  y a sus ministros por el clima bélico que están instalando, “legitimando así prácticas violentas que siempre alguno está dispuesto a llevar adelante”.

La Provincia ofreció a los maestros una suba del 18% en el salario. Pero ellos rechazaron la propuesta porque no contemplaba la pérdida del poder adquisitivo durante 2016. Baradel consideró además que el gobierno nacional está en falta por no haber convocado a la paritaria, uno de los requisitos que exigen los docentes para no ir al paro.

El gobierno nacional decidió no convocar a la paritaria nacional con el argumento de que ya fijó un piso de discusión al agregar durante 2016 una cláusula que estipula que todos los salarios docentes deben superar en un 20% al mínimo vital y móvil. Pero en la práctica, la suspensión de la discusión en un ámbito nacional tiene que ver con un pedido de los gobernadores, que dicen no poder afrontar un número alto fijado por la administración de Macri, como sucedió el año pasado.

Para el sindicalista, además, el gobierno de Vidal está preparando el terreno para declarar la emergencia educativa y suspender los estatutos gremiales, con el objetivo de desmantelar la escuela pública. “Pero el gobierno se equivoca, porque en Argentina hay tradición de escuela pública”, precisó.

El ministro de Trabajo, Marcelo Villegas, tiene previsto convocar de nuevo a los docentes para intentar llegar a un acuerdo y desactivar el paro. Pero como anticipó PERFIL ayer, si no lo logra, está dispuesto a sacar el aumento por decreto. La gobernadora dice estar preparada para ir a fondo en la batalla contra los docentes, según confiaron fuentes de la Gobernación. El siguiente paso es dictar la conciliación obligatoria, para que los maestros la acaten. Habrá que ver si se atreve a suspender los estatutos gremiales si los sindicatos extienden el conflicto.

SIGUEN JUGANDO A LA POLITICA

COLUMNISTAS OPINIÓN

El sube y baja

El Gobierno precisa que Cristina Kirchner siga siendo una figura política de peso y fragilice al peronismo.

26|02|17

09:55

Cristina y Macri, la pareja política antagónica.
Cristina y Macri, la pareja política antagónica. Foto:Cedoc

Cada vez tendría que ser más esperable que Cristina Kirchner pudiera presentarse como candidata por la provincia de Buenos Aires. Las encuestas indican que podría hacer una buena elección superando a Massa y obteniendo la elección al Senado por la primera minoría. Al mismo tiempo, parece cada vez más lógico que Massa no sea el candidato del Frente Renovador, porque una campaña electoral legislativa de medio término en la provincia de Buenos Aires no cuesta mucho menos dinero que una presidencial en ese distrito, y ya se demostró que ganarla no garantiza el pasaporte para ser electo presidente o gobernador. Le pasó a De Narváez, que ganó en 2009 y perdió en 2011, y a Massa, que ganó en 2013 y perdió en 2015.

Si Cristina se postulara, quizás a Carrió la motivaría competirle. Pero salvo que las encuestas coloquen a cualquier candidato del PRO abajo de Cristina, el Gobierno no querrá que se “presidencialice” una elección y sea Carrió quien capitalice la victoria. Ahora, tienen algo claro: podrían sobrevivir perdiendo con Massa, pero perder con Cristina sería el acabose.

Quienes están cerca de la ex presidenta la perciben convencida de un futuro electoral (suyo o de los suyos) no sólo para 2017 sino también para 2019, con distintos escenarios si el juez Bonadio la pusiera presa.

El Gobierno precisa que Cristina Kirchner siga siendo una figura política de peso y fragilice al peronismo. Massa cumplió el papel de aliado tácito del triunfo de Cambiemos en 2015 al dividir con el Frente Renovador al peronismo, encolumnado entonces tras Scioli. Massa advierte hoy al Gobierno que “lo cuide”. Si su partido no presentara una candidatura fuerte en octubre en la provincia de Buenos Aires, Cristina Kirchner podría llegar a ganarle al candidato de Cambiemos.

El viernes, Florencio Randazzo fue recibido por el Papa. Se especula que fue para bendecir su candidatura. Randazzo prometió competirle a Cristina en internas si ella se presentara en la provincia y, en ese caso, en lugar de dividir al peronismo, como anhela Macri, lo aglutinaría. Y si el triunfo fuera de Cristina, la potenciaría electoralmente. El deseo de Macri es que Randazzo y el kirchnerismo vayan con listas separadas. Si fueran juntos, se especula con que el Gobierno podría promover, incluso, hasta la candidatura peronista de Chiche Duhalde con tal de dividirlos.

Cristina Kirchner es un dilema para Macri. Por un lado precisa su existencia, a tal punto que hay quienes sospechan que los medios de Cristóbal López –C5N, Radio 10, etc.– que critican a Macri y sostienen la figura de Cristina terminan siendo funcionales a la estrategia del Gobierno.

Polarizar con el kirchnerismo fue bueno para Cambiemos porque, a nivel nacional, el kirchnerismo tiene alta tasa de rechazo. Pero en la provincia de Buenos Aires, y especialmente en el Conurbano, donde la popularidad de Cristina se mantiene, la dosis de la misma medicina puede convertirse en veneno. Como muchos venenos, el kirchnerismo sigue siendo para Macri, por su falta de éxitos, la mejor vacuna ante la sociedad. Y un escudo protector ante Clarín, para que cada vez que sus medios se tienten de satisfacer el deseo de la audiencia por escuchar críticas al gobierno de turno, recuerden que si llegara a volver el kirchnerismo sufrirían más que nadie.

El domingo pasado, Cristina Kirchner cumplió 64 años, y su Instituto Patria la homenajeó con un video que muchos interpretan como el primer aviso de campaña: “No me olvides”. No son pocos los peronistas que ya comenzaron a decir que Cristina debería ser la candidata de un peronismo unido, Alberto Rodríguez Saá y José Luis Gioja entre ellos. El intendente de Ensenada, Mario Secco, incluso dijo que “la candidata para ganar en Buenos Aires es Cristina Kirchner”.

No es casual que la mejor semana de Cristina Kirchner desde que dejó la presidencia coincida con la peor de Macri. Son pares antagónicos: en otra época eran los kirchneristas quienes se ufanaban de haber elegido a Macri como contrincante y ahora la historia se repite al revés. Al kirchnerismo le salió mal, Macri terminó siendo presidente. El gobierno actual debería preguntarse si no está repitiendo el mismo error.

Dentro de poco más de una semana, el martes 7, Cristina Kirchner volverá a Comodoro Py para prestar declaración indagatoria ante el juez Bonadio. El mismo día que la CGT declaró su paro nacional y marcha en protesta hacia la Plaza de Mayo. Ella les pidió a sus simpatizantes que no fueran a Comodoro Py, sino que se sumaran a la marcha de la CGT. Formalmente, los sindicalistas pidieron a su vez que no se partidizara el acto, pero el gesto de la ex presidenta está en sintonía con su decisión de no separar al kirchnerismo del PJ y enviar a su hijo Máximo a compartir la primera fila con Martín Insaurralde en la reunión de unidad del peronismo el viernes en San Vicente, donde descansan los restos de Perón.

Esta semana, Sturzenegger pronosticó que “vienen tres meses muy delicados para la inflación”. En realidad, vienen tres meses muy difíciles para el Gobierno. Tres meses es exactamente lo que falta para el cierre de las listas de candidatos a las elecciones de octubre.

Marzo empieza con una señal: la economía de 2017 vuelve a prometer que la reactivación “recién” llegará en el segundo semestre. Macri abrirá las sesiones ordinarias del Congreso este miércoles, seis días antes de la marcha de la CGT y de la declaración de Cristina ante Bonadio, tratando de recuperar el terreno perdido durante el mes de febrero.

Corolario: cuando la aprobación de Macri baja, no sube la de Massa sino la de Cristina. Así como cuando bajó la de Cristina, tampoco subió la de Massa sino la de Macri. De esa polarización está hecha la actual política argentina. Por ahora, hasta que algo cambie de verdad.

LA CGT SE ORGANIZA PARA EL PARO

POLITICA RECLAMO SINDICAL

La CGT va a un paro tras la marcha si Macri no frena importaciones

El sindicalismo sumó apoyo político para la protesta del 7 de marzo. Crece la presión para una huelga general antes de fin de mes. Piden obligar a mantener puestos de trabajo y que se respten las paritarias libres.

26|02|17

11:20

Triunvirato. Acuña, Daer y Schmid tras su encuentro con el bloque Renovador en el anexo del Congreso.
Triunvirato. Acuña, Daer y Schmid tras su encuentro con el bloque Renovador en el anexo del Congreso. Foto:Juan Obregon

La CGT apuesta a organizar el 7 de marzo la principal manifestación contra la gestión macrista desde su asunción. Buscan forzar cambios en las políticas del Gobierno, con la amenaza de escalar hacia una huelga general. Entre las medidas que esperan está el freno a las importaciones, la implementación de mecanismos antidespido y  paritarias libres como ejes más urgentes.

Antecedentes para envalentonarse no faltan. Ya lograron, entre otras medidas: el pago de la deuda a las obras sociales, la modificación de Ganancias (tras voltear el proyecto oficialista), la aprobación de la Ley de Emergencia Social y la vuelta atrás del decreto para modificar el Sistema de Riesgos de Trabajo. Estos logros palidecen, empero, ante el enojo que genera entre sus afiliados una economía que no arranca, los despidos y la inflación sostenida.

Con la oposición política fragmentada –y sin perspectivas de que emerja un liderazgo peronista único en octubre–, los dirigentes sindicales quieren mostrar que tienen la llave de la tranquilidad social para constituirse en actor político central y garante de la gobernabilidad. Con ese fin, convergieron con los principales movimientos sociales el año pasado.

Ahora buscan alinear detrás de sus reclamos a la oposición y realizaron en la semana reuniones con un amplio arco político. Carlos Acuña, Héctor Daer y Juan Carlos Schmid, integrantes del triunvirato, lograron el compromiso de los intendentes peronistas de sumar tropa y el apoyo político de los principales partidos opositores. La adhesión multipartidaria apunta a evitar que alguna facción intente capitalizar el impacto de la marcha, como algunos creen que intentará hacer el kirchnerismo, o se acuse a la CGT de tener fines partidistas.

El día del acto habrá un corralito especial para las principales figuras políticas que adhieran. Pero el palco, los discursos y las columnas más cercanas al estrado serán exclusivos de la CGT y los dirigentes sociales aliados. También prometen sumar al acto representantes de pymes y asociaciones de comerciantes.

Tras el feriado, seguirán los contactos. El miércoles, día de la apertura de sesiones, el triunvirato se reunirá con senadores del PJ. Un día después harán lo propio con dirigentes de sociales para definir la participación de los piqueteros en el acto del 7 y el apoyo de la CGT a la marcha que realizarán la CTEP, la CCC y Barrios de Pie el 13 de marzo. A esas manifestaciones se sumó el jueves el paro de docentes (6 y 7 de marzo). Será una quincena de protestas, en un mes donde también podría haber una paro general y en el que se espera una masiva convocatoria en los actos del 24 de marzo.

Un ministro en la mira. El 7M, las tropas cegetistas marcharán hacia el Ministerio de Producción, emblema de la apertura a las importaciones. No falta alguna voz que señala que lo único que frenará el paro anunciado como parte del plan de lucha en curso es que ruede la cabeza del ministro Francisco Cabrera. Sin embargo, la mayoría se preocupa menos por los nombres que por las políticas. Pero todos quieren ver un cambio de rumbo urgente.

Por primera vez, los gremialistas apuntan con su movilización al Ejecutivo. Las dos marchas anteriores convergieron sobre el Monumento al Trabajo (29 de abril) y el Congreso (18 de noviembre). A tono con el gradualismo que quiere imponer la dirección cegetista, aún no han tomado la emblemática Plaza de Mayo como el escenario de su reclamo.

Hay dirigentes que quieren anticipar ya un paro. Ante la consulta de este medio, el dirigente de la Unión Obrera Metalúrgica (UOM) y secretario de interior de la CGT, Francisco “Barba” Gutiérrez, dijo: “El paro debe ser el 31 de marzo”. Es el aniversario de la principal protesta gremial contra la dictadura. Algunos de sus colegas ponen en entredicho la dureza que muestran los metalúrgicos, al recordar que Antonio Caló mantuvo hace unos veinte días una reunión con el Presidente y su tesorero, Raúl Torres, integró la comitiva oficial en Madrid.

Si la marcha es un éxito, antes de definir un paro se evaluará la respuesta del Gobierno. En la conducción, ciertos referentes temen “rifar” el impacto de la marcha si se sale inmediatamente a anunciar una huelga y ésta no logra aunar todas las voluntades necesarias para paralizar el país.

“Es una carrera de tres años, no hay que desgastarse”, explicó a PERFIL uno de los principales integrantes de la mesa chica. “Pegar y negociar” ha sido siempre el leitmotiv del sindicalismo peronista ortodoxo.

VIOLARON CONTENEDORES CON PRUEBAS Y DOCUMENTACION DE LA JUSTICIA

POLITICA GUARDABAN INFORMACION DE CAUSAS DE CORRUPCION

Violaron contenedores con pruebas judiciales

Forman parte de un depósito judicial al aire libre en el puerto de Buenos Aires. Almacenan datos de los casos Sueños Compartidos, Hotesur y Fifagate. Investigan qué se llevaron.

26|02|17

12:00

Fajado. La Justicia intenta determinar si faltan documentos de la causa Sueños Compartidos, en la que investigan a Sergio Schoklender, entre otros acusados. A la derecha, la rotura del alambrado y del candado que sellaba la puerta metálica.
Fajado. La Justicia intenta determinar si faltan documentos de la causa Sueños Compartidos, en la que investigan a Sergio Schoklender, entre otros acusados. A la derecha, la rotura del alambrado y del candado que sellaba la puerta metálica. Foto:Juan Obregon y Cedoc Perfil

Tres contenedores con material judicial de juzgados federales de Comodoro Py fueron violentados por desconocidos. Los responsables del hecho rompieron el alambrado que rodeaba los containers, ubicados en el Depósito Judicial del puerto de Buenos Aires, y cortaron los candados de seguridad. El hecho se produjo la madrugada del último día del año pasado, pero recién fue reportado por Prefectura, a cargo de la seguridad del área, a los tres juzgados afectados, el primer día hábil de enero. Los containers atacados pertenecen a los juzgados 5, 8, y 10, donde se tramitan causas como Hotesur, Obra Pública, Sueños Compartidos o la pata argentina del Fifagate.

El incidente está siendo investigado por el juzgado de María Servini, quien ordenó las primeras medidas, como el fajado de los contenedores y una consigna permanente en el lugar. También se pidieron los registros de las cámaras cercanas y el levantamiento de huellas dactilares, que todavía no arrojaron resultados.

Fuentes de tribunales coincidieron en que el caso deja en evidencia, una vez más, el estado de emergencia en que se encuentra la Justicia, con falta de espacio de trabajo y archivo, además de las falencias en seguridad.

Según pudo reconstruir este medio, en los próximos días comenzará el inventario del material que estaba guardado en los containers para determinar los posibles faltantes. Se trata de cajas de documentación. Fuentes judiciales deslizaron que la primera aproximación habría arrojado que podría faltar material vinculado a una serie de indagatorias cercanas y a la causa Sueños Compartidos que involucra a Sergio Schocklender, Hebe de Bonafini, intendentes y ex altos funcionarios del Ministerio de Planificación de Julio De Vido. Otras fuentes judiciales creen que no habría faltantes en la documentación probatoria.

El expediente de Sueños Compartidos tramita en el juzgado 8, cuyo contenedor era el único que no estaba identificado en el exterior, como sí lo estaban, con corrector, el 5 y el 10.  Las mismas fuentes insistieron que los faltantes se conocerán con exactitud cuando se concrete el procedimiento judicial para quitar las fajas de seguridad y que los secretarios de los juzgados afectados puedan volver a entrar a sus respectivos contaneirs y hacer inventarios del material que tenían, y lo que finalmente encuentran.

De acuerdo a las declaraciones de miembros de Prefectura, el hecho se produjo en la madrugada del sábado 31 de diciembre, entre las 3: 23 am, cuando pasó la consigna y asentó que estaba todo en las condiciones habituales, y las 7:10, menos de cuatro horas más tarde, cuando volvió a pasar la nueva guardia.

En ese momento encontraron los tres candados rotos y vieron el agujero en el alambrado lindante con las Terminales Río de la Plata 1 y 2, donde está ubicada una de las cámaras de la zona.

El predio del Depósito Judicial está ubicado en la avenida Comodoro Py y Quartino, del puerto porteño. Los efectivos reportaron lo que había sucedido a sus superiores y desde allí, según pudo reconstruirse en base a testimonio en sede judicial, comenzó una cadena de avisos a los distintos responsables del área. El primer aviso llegó a los juzgados federales afectados, en plena feria judicial. Cada juzgado envió una secretaria para ver qué había sucedido y fue una de ellas quien dispuso que se dispusiera la apertura de una investigación penal.

CAE LA IMAGEN DE MACRI

POLITICA CONCLUSIONES DE CUATRO ANALISTAS

Cae la imagen de Macri pero sin impacto electoral

Entre el escándalo del correo argentino y las jubilaciones, más la falta de señales económicas alentadoras, llegó a perder 7 puntos. Pero su base de votantes sigue firme y se mantiene la paridad con Cristina en la Provincia.

26|02|17

12:40

Macri envió las condolencias a Cuba vía Twitter. Más tarde, Cancillería envió una nota formal.
Macri envió las condolencias a Cuba vía Twitter. Más tarde, Cancillería envió una nota formal.Foto:CEDOC.

Febrero resultó un mes fatídico para el Gobierno. Pero no por la ola de calor con la que se despide, sino por la acumulación de problemas que lo golpearon donde más duele: en la imagen pública. Así lo muestran las primeras encuestas que se fueron cerrando en la última semana, donde se ve una merma de hasta siete puntos. Sin embargo, diversos analistas coinciden en que, por ahora, el golpe no afecta al plano electoral, ya que no quebró al núcleo de votantes que siguen apoyando al gobierno de Mauricio Macri.

La polémica por la negociación por el Correo Argentino con la familia Macri está en el centro del debate, pero para los especialistas consultados no es el único condimento. “Fue una excusa”, dice Federico Aurelio, de Aresco. Sus números muestran una caída de siete puntos entre enero y febrero. Así, la imagen negativa de la gestión supera por 18 puntos a la positiva. “La gente venía tolerando un difícil presente por la expectativa a futuro. Pero ahora cambió que cuando el que maneja el colectivo choca, y te dice que va a seguir chocando, te empieza a generar dudas”, analiza.

El problema es que la economía todavía no muestra la recuperación esperada. Y encima se suman los anuncios de más aumentos tarifarios.

Ricardo Rouvier describe que “meses atrás, en los estudios cualitativos, aparecía sólo la cuestión económica como un tema, pero no el de la eficacia de la gestión. Hoy ya aparecen las dos cosas”. La encuesta de su estudio, que se difundió esta semana, le da que la imagen de Macri cayó más de 4 puntos, de 53,3% a 48,9%, entre diciembre y febrero. En su caso, hay paridad con la imagen negativa.

¿Sin impacto electoral? “La pregunta más atractiva es si afecta a sus votantes, porque los demás ya sabés que lo van a criticar. La clave está en hasta dónde se dobla sin romperse”. Así lo analiza Luis Costa, de la consultora Quiddity. No tiene todavía números actualizados, pero asevera que “el Gobierno siempre toma sus decisiones según lo que pasa con sus votantes”.

Tanto Aurelio como Rouvier aseguran que la baja en la imagen no tuvo su correlato en intención de voto. El panorama, por lo menos en la provincia de Buenos Aires, no cambió. Cristina Kirchner sigue siendo la dirigente con mejor intención de voto. Pero cuando se mide por partido, Cambiemos y el Frente para la Victoria están empatados, alrededor del 30%. En esa lógica, el Frente Renovador de Sergio Massa queda más relegado.

“Una parte del voto de Cambiemos es núcleo duro, pero otros lo eligen porque no ven otra opción, no hay nadie que esté capitalizando”, dice Aurelio.

Carlos Fara, por su parte, ve un caída de las expectativas. “Me parece que es una sumatoria de cosas, la situación económica no termina de mejorar y esta sumatoria de problemas de los últimos 45 días, de ir para adelante e ir para atrás, desluce el liderazgo”, afirma. El también pone en duda que la caída en la imagen repercuta: “Ojo con pensar que un desgaste coyuntural puede convertirse en una cuestión permanente”. “Si no volvés a tener problemas de este tipo en el resto del año y la economía mejora, esto pasará como una situación más coyuntural. Si hay una persistencia en este tipo de contradicciones, está claro que se va a convertir en un tema de campaña”.

COMO PASA MILANI SUS DIAS EN LA CARCEL

POLITICA SE DEFINE SU SITUACIÓN PROCESAL

Cómo pasa Milani sus días en la cárcel donde comparte celda y baño

Sus abogados denunciaron “pésimas condiciones”, pero la Justicia lo desmiente. A mediados de marzo, el juez lo procesaría.

26|02|17

12:43

Declaraciones. Ayer presentó un escrito en La Rioja y quedó detenido. El año pasado fue a Comodoro Py por enriquecimiento ilícito.
Declaraciones. Ayer presentó un escrito en La Rioja y quedó detenido. El año pasado fue a Comodoro Py por enriquecimiento ilícito. Foto:CAPTURA DE VIDEO y Cedoc

El ex jefe del Ejército César Milani está detenido en el penal de La Rioja, en un pabellón junto a otras trece personas. Pero no son presos comunes: se trata de miembros de la policía y las fuerzas armadas que están acusados de cometer diversos delitos.

Milani se despierta todos los días a las 7 de la mañana por obligación, y desayuna con los otros internos a las 8. Esas son las reglas del ex Instituto de Rehabilitación Social, que pertenece al Servicio Penitenciario de la Provincia.

Durante el día puede acceder al patio, debe compartir el baño y la mesa de la comida, pero prácticamente no tiene restricciones para moverse dentro de las instalaciones.

Recibe la visita de su esposa y de uno de sus hijos (que lleva su mismo nombre), y también la de sus abogados, Gustavo Feldman y Mariana Barbitta. Su estrategia, aconsejada por sus abogados, es no dialogar por el momento con la prensa.

Feldman le dijo a PERFIL que el militar está recluido en “pésimas condiciones”, porque no le entregan “elementos de higiene personal básicos”. Desde la Justicia federal negaron esas acusaciones y retrucaron: “Es obvio que no tiene las comodidades de su casa, pero está en condiciones normales”.

A la espera de que se resuelva su situación procesal –podría ocurrir a fin de mes–, el teniente general ascendido por Cristina Kirchner comparte habitación con tres personas. Aunque versiones periodísticas aseguraban que había tenido una pelea con otro interno, tanto desde el juzgado como desde la fiscalía e incluso su abogado personal dijeron a este diario que nada de eso ocurrió.

El teniente general lleva una semana detenido, acusado de haber participado en la estructura de represión ilegal durante la dictadura. En concreto, se le atribuye protagonismo en el secuestro de Pedro y Ramón Olivera, y Verónica Ligia Matta, entre 1976 y 1977. A ellos, Milani –que era subteniente en ese momento– los llevó a la misma cárcel en la que hoy está recluido.

Lo acusan, además, de haber practicado tormentos a los detenidos, que estaban privados de su libertad de manera ilegítima.

Las otras causas. Pero su situación se complica por otras causas judiciales. Una de ellas, similar, se tramita en Tucumán. La otra en Buenos Aires. En una lo investigan por la desaparición del soldado Alberto Ledo, que hacía la colimba en 1976. En otra por enriquecimiento ilícito. En esta última, incluso, ya está procesado.

El juez federal de La Rioja, Daniel Herrera Piedrabuena, tomó esta semana dos indagatorias en la misma causa por la que tiene encerrado a Milani. Y hará otra más el viernes 10 de marzo.´

Después de eso se dispondrá a dictar el procesamiento del teniente general, que está privado de su libertad porque el magistrado considera que puede fugarse y que tiene elementos para entorpecer la investigación.